San Frutos 2017

El próximo día 25 es la fiesta de nuestro patrón, San Frutos, y como todos los años tendrá lugar el milagro obrado por el santo, esto es, pasará una página de su celebérrimo Libro del Apocalipsis.

Independientemente de la devoción cristiana que uno pueda o no sentir, la noche de San Frutos es una excelente oportunidad de sentirse parte del folclore segoviano y pasar un rato agradable tomando unos chatos en la Plaza con los amigos y familia. Después de la medianoche, los segovianos, algo achispados y con la satisfacción de haber sido testigos del milagro, que siempre se produce, nos vamos a dormir.

La semana que viene hablaremos de la noche de las ánimas, más conocida en estos últimos años (por desgracia) por Halloween, y precisamente relacionado con esta noche de embrujo y misterio Castellum hará, en la tarde-noche del 31 de octubre su última visita de Segovia legendaria de este 2017. ¡No te la pierdas!

Ilustración del santo obra de Mónica Carretero.

 

Museo del deporte. Hasta el 29 de octubre.

Aquí en Segovia somos muy deportistas, las zonas verdes que rodean el casco urbano permiten la práctica de distintos deportes como el ciclismo, patinaje, salir a correr. Aquí uno puede hacer deporte incluso sin proponérselo, sólo con tener que subir la calle Real o Daoiz… De todos es sabido que el gran Perico Delgado es quizás el deportista segoviano más famoso, ganador, entre otras carreras, del Tour de Francia de 1988. Por eso y otras cosas más te recomendamos que no te pierdas la exposición sobre el deporte en el Torreón de Lozoya en la Plaza de San Martín s/n. Las entradas son gratuitas con control de acceso.

El Convento de Santo Domingo el Real

Se trata sin duda de una de las edificaciones civiles más antiguas de la ciudad de Segovia y no han sido pocos los que han mostrado un vivo interés por ella. Hablamos del Convento de Santo Domingo el Real, situado en pleno casco histórico frente a la iglesia románica de la Trinidad.

El edificio pertenece a la orden fundada por Santo Domingo de Guzmán. Este famoso religioso a su paso por Segovia solía orar en una gruta cerca del río Eresma donde posteriormente se erigiría el convento de Santa Cruz (al que ya dedicamos otro post anteriormente). En lo tocante a la rama femenina de la orden, que nos ocupa, parece que su implantación en la ciudad de Segovia fue temprana a tenor de sucesivos privilegios otorgados por varios reyes que se van renovando y que se remontarían originalmente al siglo XIV según el profesor Antonio Ruiz Hernando.

Al parecer esta construcción, era, en el momento de su adquisición por parte de las dominicas a principios del siglo XVI, propiedad de Juan Arias de la Hoz. Desde el principio la propiedad, fundamentalmente la Torre de Hércules y su palacio anejo, se quedó pequeña y se hizo necesario adquirir también varios edificios contiguos. Su construcción es fundamentalmente de mampostería con altos muros de unos 8 metros con algunas curiosas saeteras que dan fe de su antigua función como casa-fuerte en la ciudad. La entrada a la iglesia está compuesta de sillares de piedra caliza y aún hoy se puede apreciar el arranque de un antiguo arco románico fagocitado por una construcción posterior.

Otra edificación destacada del conjunto que compone el convento es la Torre de Hércules, con la particularidad de albergar una extraña escultura que describiese en su día el cronista segoviano Diego de Colmenares (siglo XVII) seguramente basándose en la descripción que de ella le debió hacer alguna de las monjas. La escultura muestra a un puerco o jabalí y a lomos de éste una figura humana que se ha relacionado desde siempre con Hércules egipcio, según la leyenda fundador de la ciudad de Segovia, leyenda que se dio por buena durante varios siglos incluso por parte de afamados cronistas como el propio Colmenares.

Por último cabe mencionar las pinturas en la segunda planta del palacio, que guardan gran similitud con las que se pueden admirar en la Sala de Ajimeces en el Alcázar, realizadas en estuco crudo y ocre, obra de artesanos mudéjares en torno a los siglos XII – XIII en estilo románico-mudéjar, que constituyen un auténtico tesoro artístico.

La (correcta) datación del acueducto

El acueducto romano de Segovia es el mayor reclamo turístico de la ciudad pero al mismo tiempo es un gran misterio puesto que no hay documentos de la época relacionados con su construcción, por lo que todo lo que se sabe de él es a través de la arqueología. Aquí os dejamos el enlace a un reciente reportaje elaborado por los servicios informativos de RTVE donde Santiago Martínez Caballero, arqueólogo y Director del Museo Provincial de Segovia nos habla sobre su más que controvertida datación, objeto de polémica durante muchísimos años que por fin parece resuelta. ¡Disfrutadlo!

http://www.rtve.es/buscador?q=acueducto%20de%20segovia

¿Quién fue Enrique IV de Castilla? II Parte

Como os contábamos la semana pasada, la historia suele estar escrita por los vencedores, y muchas de las crónicas y coplillas donde aparecían los testimonios sobre la  impotencia del rey, fueron escritas posteriormente a la muerte del monarca. Investigaciones recientes nos cuentan que este rey tenía numerosas enfermedades, y que probablemente fuera estéril.

El famoso Gregorio Marañón estudió su momia y escribió un ensayo a cerca de todas las enfermedades sufridas por Enrique: “padeció impotencia, anomalía peneana, infertilidad, malformación en sus genitales, mal de ijada y flujo de sangre por la orina”. También realiza en el ensayo una descripción física de la momia: “una frente amplia, manos de tamaño desproporcionado (de ahí que el monarca no dejase que tocaran ni besaran sus manos, y que los contemporáneos tomaran como signo de antipatía), largos y recios dedos”.

Con toda esta información, aun no se sabe a ciencia cierta si todas estas historias son reales o no, lo que sí que saben los historiadores  es que este monarca fue uno de los más vapuleados y maltratados por la historia. Por diferentes causas.

Una de ellas es que aunque de niño fuese enfermizo, tuvo una buena educación. Era amante de la música y del arte, así como de la caza y la cetrería. Un rey probablemente con una sensibilidad excesiva para sus súbditos y contemporáneos, llegó a tener incluso un zoo de animales exóticos en su palacio de Valsaín, en la Sierra de Guadarrama. Otra de las razones es que Isabel la Católica se encargó de borrar el reinado de su hermanastro de los anales de la historia, y lo que no consiguió borrar, los cronistas de la reina se esforzaron en inventar y malmeter dando forma a una leyenda negra que probablemente poco se corresponde con la realidad que aconteció.

Y la semana que viene os contaremos las edificaciones que se levantaron e historias que acontecieron en Segovia durante su reinado. ¡Feliz semana!

¿Quién fue Enrique IV de Castilla?

Este monarca, hijo de Juan II de Castilla y de María de Aragón, nació en 1425 en Valladolid y murió el 11 de diciembre de 1474 en Madrid. Fue el hermanastro de la famosa Isabel  la Católica y tuvo una vida bastante controvertida en todos sus ámbitos.

Son famosas las crónicas e historias que cuentan de su dificultad para procrear, sus conflictos con la nobleza e incluso sus relaciones intimas con sus validos. ¿Qué parte de la historia que nos ha llegado es real y qué parte es fruto de la invención de sus enemigos?.  Probablemente nunca llegaremos a saber cuál es la línea que separa la realidad de la ficción, ya que sabemos que la historia es contada en la mayoría de los casos por los vencedores, pero existen nuevas investigaciones que intentan esclarecer parte de su leyenda negra, como su impotencia.

Este peliagudo tema nace de su primer matrimonio con Blanca II de Navarra, con la que estuvo casado 13 años. Con el paso del tiempo y la falta de un hijo heredero, se empezaron a crear los rumores acerca de la incapacitación para copular por parte del rey. Enrique intentó solucionar seriamente este problema y se untaba con pomadas  e incluso recurrió a médicos italianos que le prescribieron ejercicios sexuales.  No obstante, el primogénito no llegó y Blanca y Enrique se divorciaron. Su segundo matrimonio fue con Juana de Portugal, y con ella llegó el nacimiento de su primera y única hija, Juana “la Beltraneja”. ¿Y por qué apodada de esta manera? .Los rumores de la impotencia del monarca ya eran conocidos por todo el reino de Castilla y sus enemigos dieron forma a un complot en su contra: dijeron entre otras historias, que su hija era fruto de las relaciones de su esposa Juana con el consejero del rey, Beltrán de la Cueva, joven apuesto de veinte años a quien la reina (y dicen que también el rey) tenía especial cariño.

Cuando Enrique IV falleció, la corona de Castilla pertenecía a su hija Juana por derecho, pero Isabel de Castilla supo bien como jugar sus cartas y utilizó esos rumores que circulaban por toda la corte para generar dudas acerca de la legitimidad de Juana la Beltraneja para ascender al trono, ya que no era hija del rey y por lo tanto no tenia derechos sobre ella. Tras una guerra civil larga y sangrienta en Castilla entre Juana e Isabel, la vencedora fue esta última.

La próxima semana contaremos más cosas de este rey, ¡feliz semana!

 

La Adoración de los Reyes Magos en la Capilla Real del Alcázar

Este cuadro pintado en el año 1600 por el florentino Bartolomeo Carduccio conocido como “La Adoración de los Reyes Magos” o “La Epifanía de los Reyes Magos” se encuentra en la Capilla Real del Alcázar de Segovia, la misma que acogió el matrimonio entre el rey Felipe II y su cuarta y última esposa, Ana de Austria, en 1570. Se trata del único cuadro que ha estado siempre en el edificio, desde que se pintara allá en 1600 hasta nuestros días. La curiosidad de este apunte reside en el hecho de que la fortaleza se incendió por completo en marzo de 1862; en aquella época el Alcázar funcionaba como Real Colegio de Artillería que había sido inaugurado por el rey Carlos III, el 16 de mayo de 1764, para dotar de utilidad tan magnífico edificio. El fuego comenzó en el llamado Tocador de la Reina, la sala contigua, donde se encontraba el despacho del jefe de estudios del Colegio de Artillería; rápidamente, algunos cadetes entraron en la capilla, se encaramaron al altar que es donde se encontraba entonces el cuadro, rajaron el lienzo con un cuchillo, lo doblaron y lo arrojaron por una ventana al parque norte. Curiosa historia, ¿verdad? Ven a visitar Segovia, te contaremos muchas más así…

Santa Cruz la Real

lemaLa ruta por la ribera del Eresma está salpicada de numerosas edificaciones de gran relevancia histórica para la ciudad de Segovia. Siguiendo el camino que bordea la muralla se contempla el antiguo Convento de Santa Cruz la Real, primer convento dominico construido en España, erigido a instancias de Santo Domingo de Guzmán en el siglo XIII en estilo románico que fue remodelado posteriormente en época de los Reyes Católicos, curiosamente en la iglesia conventual, en uno de los muros exteriores, debajo del alero se puede leer con claridad su lema “Tanto monta”. El celebérrimo Inquisidor General de Castilla y Aragón del siglo XV y confesor de Isabel la Católica, fray Tomás de Torquemada fue prior de este convento durante unos años. La iglesia es quizás aquella que muestra mayor cantidad de elementos góticos en la ciudad de Segovia, su portada es de extrema belleza, con una escena que representa un Cristo crucificado y a los Reyes Católicos junto a él en actitud orante. Del conjunto también cabe destacar la cueva ermita donde Santo Domingo de Guzmán se retiraba a orar… Ven a verlo por ti mismo si quieres descubrir más.

Experiencias únicas viajeros únicos

Al norte de la Comunidad de Madrid, a los pies de la Sierra del Guadarrama, se encuentra la ciudad de Segovia. La sola mención del nombre de la ciudad evocará en muchos una imagen de una bandeja de cochinillo asado acompañado de un buen Ribera del Duero un soleado sábado de primavera.

Pero Segovia es mucho más que eso, tanto que es sorprendente lo poco que en realidad se conoce sobre ella. CASTELLUM Free tours ofrece a todo el mundo la posibilidad de conocer y amar esta ciudad de encanto medieval que tan importante ha sido en la historia de Castilla.

Segovia con su impresionante patrimonio histórico fue declarada, junto con su Acueducto romano, declarada en el año 1985, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Paseando por las laberínticas callejuelas de su casco histórico uno tiene a veces la sensación de que el tiempo se ha parado en el siglo XV, y de ser el protagonista de algún romance medieval, rodeado de magníficos palacios medievales.

Ven  a conocernos

Experiencias únicas viajeros únicos