LOS TEJADOS DE LA CATEDRAL

La catedral de Segovia, conocida como «la dama de las catedrales» es un magnífico ejemplo de la arquitectura de las catedrales castellanas en transición desde el gótico tardío del siglo XVI hasta el Barroco pasando por el plateresco. La altura de la nave central es espectacular y a través de escaleras y puertas se accede a balconadas sobre la cúpula central, donde están bellísimos conjuntos escultóricos adornando las pechinas.

Uno de los elementos menos conocidos y más eficientes de la catedral es el sistema de evacuación de agua de lluvia. Al exterior desde la calle solo se pueden contemplar las gárgolas, pero hay todo un sistema perfectamente diseñado para que las lluvias torrenciales, por otro lado inusuales en Segovia, no dañen la piedra caliza.

Si quieres saber más, ven con nosotras a conocer la ciudad, ¿a qué estás esperando?